16 agosto 2006

La Bonelli, ¡y viva Italia!

Ya hablé antes de Dylan Dog y de su creador, Tiziano Sclavi. Pero más importante que ellos es "la Bonelli", su casa editorial, toda una institución, la mayor difusora de inmundicia pop en uno de los países más castigados/bendecidos por la postmodernidad, Italia.

Su fundador fue Gian Luigi Bonelli en 1940 sobre las ruinas de una empresa llamada "Edizioni Audace". Su primer nombre fue "Edizioni Araldo" y posteriormente adoptó otros hasta llegar al actual: "Sergio Bonelli Editore".

La historia hubiera sido diferente si en 1948 Gian Luigi Bonelli (guión) y Aurelio Gallepini (dibujo) no hubieran creado a Tex. En un primer momento no fue más que un "fumetto" de relleno de otras colecciones, pero el personaje (ese ranger bienintencionado y positivo) conquistaría a los niños de la Italia arrasada por la guerra.


En los años 50' la Bonelli sufrió una revolución. Se abandonó la tradicional viñeta ("striccia") y se adoptó un nuevo formato: el formato bonelli. Libros cuadrados, con historias de entre 100 y 300 páginas y siempre en blanco y negro (excepto los nº 100 y sus múltiplos de cada colección). Es lo más cerca que el cómic ha estado de la literatura PULP.

Y en los 60' Sergio Bonelli tomó las riendas de la casa. Y nada volvió a ser lo mismo. Durante los últimos 50 años, la Bonelli ha dinamitado la frontera entre el "comic de autor" y el "fumetto popular".

En la actualidad vende tan barato que parece broma. Está presente en casi todos los kioskos del país y mantiene algunas de las colecciones más existosas de la historia. Se puede hablar de un "Universo Bonelli"...una versión en serie B del "Universo Marvel". Su personajes son de bajo presupuesto y eso los hace encantadores.

En la actualidad se están buscando nuevos caminos. Las series infinitas (Dylan Dog, Martin Mystere, etc.) siguen presentes. Cada libro una nueva aventura, el mismo personaje engañando al tiempo y al espacio. Sin embargo se está sondeando el mercado de las miniseries y se prepará una pequeña revolución. Bueno, de todas maneras ya sabemos que eso no ocurrirá nunca en España.

-------------------------------------------------------

Estos son sus hitos:

Tex (1948)


Zagor (1961): El "fumetto" más longevo de la Bonelli. Creado por Sergio Bonelli y dibujado por Gallieno Ferri, narra la historia de un defensor de los inocentes en el salvaje oeste. Mitad hombre blanco, mitad indio, sigue con la idea integradora y multicultural emprendida por Tex. A destacar el hecho de que aparece el amigo gracioso de héroe (en este caso el méxicano "Cico"), uno de los lugares comunes del "estilo bonelli".


Mister No (1975): Ideado también por Sergio Bonelli. Mister No (ambientado en los años 50') narra las aventuras de un ex-soldado estadounidense que se refugia en el Amazonas huyendo de los horrores de la 2ª Guerra Mundial. Piloto de avioneta, sus cínicas aventuras marcan un punto de inflexión en la editorial. El bien y el mal dejan de estar tan delimitados. Nos acercamos al comic moderno. En este caso el amigo del héroe es Esse-Esse.


Ken Parker (1977): Creado por Giancarlo Berardi e Ivo Milazzo, Ken Parker es el fracaso más hermoso de la editorial. Otra vez nos encontramos en el Oeste americano, pero esta vez nuestro héroe no es un hombre completo, es tan imperfecto como nosotros. Cada álbum el personaje envejece, aprende, vive,... Es un comic adulto, una auténtica maravilla.


Martin Mystére (1982): Obra mestra de Sergio Castelli, dibujado por Giancarlo Alessandrini. "Detective del Imposible", es uno de los personajes más internacionales de la casa. Traducido a varios idiomas, no se descarta que Dan Brown se inspirará en él para algunos fragmentos del Codigo Da Vinci.


Dylan Dog (1986): veáse más arriba.



------------------------------------------------

Y se podría seguir: Nathan Never (1991), Nick Raider (1988), Magico Vento (1997), Julia (1998), etc.

Los héroes de la Bonelli son personajes fuertes, muy marcados y trabajados. Por eso las colecciones llevan sus nombres. Hay un héroe, hay un amigo del héroe (gracioso y feo), hay una mujer (o cientos de ellas como en Dylan Dog) y hay un malo muy malo (o muchos). Así ha sido desde el principio. Con el tiempo se ha introducido ironía y cinismo (que no son la misma cosa), pero el estilo bonelli sobrevuela todas las colecciones y deja su marca en cada bella acción de sus protagonistas.

Si quieres ver a todos los personaje pulsa aquí.

2 Comments:

  • Parecen muy interesantes; sobre todo la de Ken Parker. Sabes si están en castellano?

    By Blogger Raccord, at 2:35 a. m.  

  • Supongo que KEN PARKER sí está publicado en castellano (es un comic bastante conocido). Tiene la suerte de ser una serie finita (compuesta por más o menos cincuenta números) ya que fue un fracaso de ventas en su tiempo y se suspendió. Ahora es de culto.

    Se que de TEX se ha publicado algo y posiblemente sea el "fumetto bonelli" más conocido. El otro día en un kiosko vi una colección de maestros del tebeo en la que se incluía algo de TEX.

    De MARTIN MYSTERE he visto emitida una serie de dibujos muy mala. En Español seguro que se encuentra algo (yo tengo un par de números de principios de los 80' publicados por Ediciones Zinco)

    DYLAN DOG se ha intentado publicar mucho y se ha publicado poco. Ahora no ser quien tiene los derechos.

    By Blogger Roski, at 10:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home