20 abril 2009

Cinismo, cartón y cintas de video

Durante el visionado de Rebobine por favor no podía dejar de pensar en David Foster Wallace.

Me maravillaba ese mundo de cartón, pero mi yo cínico no paraba de protestar: que si la excusa argumental estaba cogida por los pelos, que si los personajes eran demasiado buenos, que si eso no se la tragaba nadie, que si el final era pura fantasía...

Y recordé a Foster Wallace y su principal tesis: que el cinismo estaba acabando con la cultura occidental. No el Islam, ni el comunismo, ni la derecha ultracatólica... lo que realmente resquebrajaba nuestra sociedad era esa irreprochable sensación de sentirse más listo que los demás.

Y fue entonces cuando comprendí lo hermosa que realmente era la propuesta de Gondry.

Etiquetas: ,

1 Comments:

  • Efectiviwonder, parece muy moderno y subversivo eso del cinismo, pero es justamente lo contrario. El cinismo conduce al inmovilismo: "todo es una mierda, así que por qué molestarme en intentar que el mundo sea un poquito mejor". La inocencia, lo naïf, el idealismo..., eso sí que es subversivo en estos tiempos.

    Un saludo!

    Ah, y le pido perdón por esta larga ausencia.

    By Blogger DECKARD, at 6:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home