25 mayo 2010

Apuntes sobre Lost

Comprendo que quien asistiera al final de LOST buscando respuestas se sentiría decepcionado. Mucha gente esperaba un último plano maravilloso, un gran porqué, un grito esclarecedor...

Lo que se encontraron fue un momento de catarsis mística. Un "no-hay-respuestas": debemos ser felices, alcanzar la plenitud, dejar atrás el pasado. Vivir aún en la muerte.

En realidad LOST termina con un interrogante que da un sentido diferente a toda la serie. Durante toda la sexta temporada han estado preparándonos para una pregunta que estaba presente en toda la serie, una pregunta que muy pocos se habían planteado: ¿Es posible ser feliz?

Aquí es cuando los guionistas hacen trampas: nos presentan un felicidad mística, más allá del tiempo y el espacio. Irreal, por tanto. Pero, ¿acaso no hablamos de un drama de ciencia ficción? ¿Por que aceptamos el humo negro, la isla, hablar con los muertos y sin embargo nos cuesta creer en un más allá tan real y tangible como nunca se ha visto?

Debemos entender la naturaleza peculiar de LOST, una serie que sólo funcionaba planteando preguntas. Dos de los capítulos más decepcionantes de todas las temporadas (y entre el más del centenar ha habido muchísimos realmente penosos) fueron Ab Aeterno y Across the Sea. Y lo fueron porque, aunque al final no lo hicieran, estaban planificados para dar respuestas a preguntas tremendamente vulgares.

Pero LOST sólo funciona mediante más preguntas.

Es como asistir a un espectáculo de magia y pasarlo mal preguntándote cómo ha hecho éste u otro truco. Y sin embargo, nada más triste que un mago explicando su magia.

Y por eso me ha gustado el final de LOST.

Un final que podría haberse colocado hace dos años o dentro de cinco. Es decir, un final donde la isla queda en un segundo plano y lo importante son los personajes, su final.

Un final que consigue trasmitirte la sensación de que quizás estaba pensado desde el principio... porque convierte a la isla en un medio para algo superior y místico.

Sí, nos han vuelto a hacer trampas.

Pero yo me fui a dormir con un sonrisa entre los labios.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

  • ésta es, y ha sido siempre, la explicación correcta!

    By Blogger kuroi yume, at 5:20 p. m.  

  • Supongo que el debate real (y no la pataleta), viene dado porque cuando vas a ver a un mago, sabes que va hacer un truco que te va a sorprender y gustar.

    Pero el espectador de Lost no sabía que estaba viendo un espectáculo de magia hasta el final. Y la serie estuvo bastante tiempo diciendo que eso no era un truco, que eso no era magia. Y al final, lo fue.

    Entonces ya es cuestión de prioridades, supongo. Si eres capaz de aceptar y asumir que has sido engañado durante años para llegar a este final o no.

    A mí me medio convence, pero no se me quita la sensación de haber visto una serie que se ha quedado incompleta, coja. Será que no soy lo suficintemente "creyente" hacia Lost.

    By Blogger Alex, at 7:24 p. m.  

  • Pues yo me fui a dormir super-triste.

    Me parece un final bastante deprimente :-(

    By Blogger Montse Akane, at 1:07 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home