18 septiembre 2007

Historia de los videojuegos - La edad dorada (1980 - 1981)

A principios de los 80's las compañías de Japón y EEUU estaban en guerra. El resultado fue un conjunto de juegos que revolucionaron la idea de "diversión electrónica".

El primer golpe lo propinó NAMCO:

PAC-MAN (1979): desarrollado por Toru Iwatami (cuenta la leyenda que se le ocurrió un día mientras se comía un pizza).



Música chillona, colores vivos, laberintos y fantasmas. Bueno, todos hemos jugado alguna vez.

256 niveles (el nivel 257 estaba parido por la mitad y no se podía completar) y 3.333.360 de puntuación máxima (en la página de Viruete hay un artículo muy interesante sobre Billy Mitchell, poseedor del record actual)

Fue un fenómeno mundial: series animadas, discos de música, juegos de mesa y... continuaciones y clones. Laberintos con pirañas, peces, pingüinos, versiones femeninas de Pac Man, etc.

La industria americana tenía que responder rápido y en 1980 ATARI sacó al mercado Centipede
Pac Man había demostrado que las mujeres también jugaban (y eran un sector apreciado) y Centipede sigue la estela del muñegote amarillo. También hereda muchas características del Space Invaders, pero suavizadas para atraer a toda clase de públicos.

Una "nave" situada en la parte inferior de la pantalla y que se mueve horizontalmente disparando, un gusano que se acerca lentamente desde la parte superior de la pantalla (y también hay arañas y escorpiones) entre un campo de setas que limitan tus disparos. Fue un éxito.



Pero la industria japonesa demostró ser más competitiva. NAMCO desarrolló dos versiones de Space Invaders excepcionales: Galaxian y Galaga (mucho mejores que su modelo) y KONAMI entró fuerte en la lucha con Frogger

Frogger partía de una idea sencilla (como todos los grandes videojuegos de la época). Una rana tiene que cruzar una carretera evitando a los coches y un río saltando de tronco en tronco. Cada nivel es más difícil que el anterior. Un reto de superación.

Frogger significó la entrada en el negocio (a gran escala) de SEGA (como distribuidor), mientras NINTENDO preparaba su gran ofensiva. Sí, aquí comenzó una de las grandes rivalidades comercailes de finales del s. XX.

Porque en 1981 Nintendo creó Donkey Kong.

Primero encargaron a Shigeru Miyamoto "desarrollar" un videojuego para explotar al personaje de Popeye. El proyecto siguió adelante pero no se consiguieron los derechos del personaje. Hubo que cambiar al marino por Jumpman (luego Mario) y a Brutus por un gorila gigante.



Jumpman tenía que salvar a su dama que había sido rapatada por el gorila (una idea repetida hasta la saciedad en los videojuegos de los 80's). Había un guión y una historia. Cuatro niveles en los que nuestro fontanero favorito (que aún no era fontanero) tenía que ascender mientras el gorila (en la cima del rascacielos) le arrojaba barriles.

Fue una auténtica revolución, Miyamoto (que no tenía ni idea de programación) pensó un juego muy complicado para la época. Varios escenarios distintos, una historia y un final. Nació un icono y Nintendo comenzó los 80's en un puesto de preferencia.



El Donkey Kong (versión Game & Watch) fue el primer videojuego al que jugué en mi vida.

La industria americana se encontró en un callejón sin salida. Entonces alguien en ATARI dijo: "¿y si hacemos un videojuego basado en ET?". Y ahí comenzó la crisis.

Etiquetas: ,

1 Comments:

  • No conocía la previa intención de Donkey Kong de ser Popeye. Había jugado al marinero adicto a las espinacas en la máquina recreativa del 82, pero de esto, ni idea, oiga.

    Por cierto, el centipede, dentro de los juegos de aquella época, ni fu ni fa, a qué negarlo.

    By Blogger Higronauta, at 6:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home