15 noviembre 2007

Deadwood: cerdos, hombres y otros animales

Deadwood es una gran serie, posiblemente una de las mejores que he visto en años.



Pero, seamos sinceros, entre tanta oferta como la que hay en la actualidad, una afirmación como la anterior no quiere decir nada. Sobran horas de material audiovisual y falta tiempo libre para disfrutarlo todo. Hay que seleccionar y hay que hacerlo rápido.

Una afirmación como "xxxxxx es un gran serie" no vale nada. Hemos llegado a tal punto de elitismo contracultural que hay que vender tus gustos, los productos que consumes. Porque en la sociedad actual no vale sólo con disfrutar algo haciéndolo, hay que disfrutar comentándolo.

Así que directamente voy a dar mis razones para ver la serie, mis argumentos...

1. Recupera la honorable tradición de "series del oeste", pero lo hace desde una perspectiva nueva, alejada tanto del producto familiar de serie B (Bonanza) como del delirio PoP desmitificador a base de humor (Brisco Country Jr. o The Wild Wild West)

Deadwood adopta un clasicismo desmitificador, puro Peckinpah. Y Peckinpah mola, eso lo sabemos todos.

2. Está hecha por gente de garantía: David Milch (Canción triste de Hill Street y NYPD Blue), Edward Bianchi, Davis Guggenheim y, el grande entre los grandes, Walter Hill.

3. El reparto es sobervio...



4. Si se cargan a alguien (y se cargan a muchos) se los dan de comer a los cerdos de señor Wu.

5. Los niños mueren (impresionante la paliza que recibe el personaje interpretado por Kristen Bell) y luego los echan a los cerdos. Es audaz, ¿no?

6. Dignidad. Eso es lo que trasmiten los personajes de Timothy Olyphant y del enorme Keith Carradaine (Wild Bill Hickok)



7. Porque es una historia real, pero también hay algo de leyenda. Historia americana, mitología moderna que se debería estudiar en las escuelas. Porque el mundo sería un lugar mejor si todos supieramos que a una doble pareja de ases y ochos se la llama "la mano del muerto" porque esa era la jugada que tenía Bill Hickok antes de que el cobarde de Jack McCall le pegara un tiro por la espalda.

8. Al Swearengen (Ian McShane). Inglés, camarero, dueño de un prostíbulo y el hijoputa más peligroso del mundo. Todo carisma... una palabra suya, un segundo ante la cámara, vale más que toda la ficción televisiva española de la década.



9...

Y mil cosas más.

Etiquetas: ,

2 Comments:

  • Estoy totalmente de acuerdo, ahora mismo estoy en su visionado y me está apreciendo estupenda. La pondré solo un poco por debajo de la fantabulosa serie que es 'Los Soprano'

    By Blogger Estrellita Mutante, at 6:30 p. m.  

  • Pese no a ser un buen visionador de westerns, tomo debida nota y pasa a la lista de pendientes higronáutica.
    Gracias por la recomendación, caballero.

    By Blogger Higronauta, at 5:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home