05 noviembre 2007

¿Una nueva comedia americana?

Soy de los que piensan que Virgen a los 40 es la mejor comedia de lo que llevamos de década. Un peliculón.

Así que afronté con ilusión el visionado de Supersalidos (no comentaré el título/traducción español). Prácticamente una es hija de la otra (productor, actores, etc.) Sabía que habría algo más que chistes de tetas y culos... y también buenos chistes de tetas y culos. Otra piedra angular en un género, la comedia, que parece vivir una época de explendor.



De primeras me chocó el doblaje (¡llamarme elitista si hay coj***!). Horrible es un calificativo demasiado suave. No conseguí meterme en la película.

Mucho diálogo... y unos personajes... peculiares.

No es el universo del cine juvenil de los 80's. No hay animadoras y capitanes del equipo. Sigue habiendo nerds y geeks, pero ya no es un mundo tan polarizado y cerrado. Hay inadaptados pero más reales, más humanos. Porque el problema está cuando una chica inalcanzable SÍ te saluda por el pasillo del instituto. Entonces el conflicto entre deseo y realidad se revoluciona, y se comenten los errores que te llevan hacia el fin lógico de cualquier inadaptado juvenil: la humillación.

Hasta aquí bien. Incluso hay un par de chistes sobre tetas y culos bastante buenos.

Pero la película empieza a fallar en lo que salía triunfante Virgen a los 40: los personajes. En Supersalidos no despiertan simpatía, su actitud es errática y, para decirlo claramente: caen mal, muy mal.

Steve Carell en Virgen a los 40 realizaba una memorable caracterización del eterno adolescente, del hombre limitado por la sociedad, pero no marginado. La película funcionaba como comedia grosera, pero también como sutil sátira de las relaciones sociales entre sexos: sobre el ligoteo, vamos. Era también un canto a la amistad (esos grandes secundarios que van conociendo al protagonista a la vez que nosotros) y una película levemente romántica y con muy poca moralina (el gran lastre de la comedia americana de las dos últimas décadas).



Poco de esto hay en Supersalidos. Los personajes no caen bien. Y sobre esto no se puede construir una historia de perdida de la inocencia. Si no hay empatía, la aventura de estos tres críos por conseguir alcohol para poder tirarse a una crías... falla por la base: nos da igual que se las tiren.

Eso no impide que haya grandes gags... pero sólo las aventuras de Fogell/McLovin y la pareja de policías locos consiguen levantar esta inteligente pero fallida apuesta por el humor.



Es sólo mi opinión, claro.

Esperamos ansiosos el estreno de Lio embarazoso (¡otro gran título/traducción!), con Judd Apatow otra vez al timón. Quizás esta vez vuelva a dar en el blanco.

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

  • Llámeme anticuado, si eso, pero soy de los que opinan que con Porky's y Los albondigas, la comedia estudiantil nortearmericana toco techo (con la contada excepción de Superstar), cosa que me hacía presuponer, y más en este siglo que llevamos, que, como usted me confirma, Supersalidos sería un chasco.

    Eso sí, tomo nota de Virgen a los 40 y ya le contaré.

    By Blogger Higronauta, at 12:13 p. m.  

  • Virgen a los 40 me encantó, me reí mucho, pero también lo pasé fatal por el pobre hombre.

    Los SuperSalidos fijo que la veré, porque el Sr. Viruete tiene ganas de verla.

    Un saludo.

    By Blogger Montse Akane, at 2:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home