28 febrero 2007

¡Autor, autor!

Este tío es uno de los directores más odiados del mundo.




Este tío es Michael Bay

Y si escribo esto no es porque me guste su cine, sino porque lo considero el AUTOR más influyente de su generación..

Sí… Michael Bay es un AUTOR. Y me propongo demostrarlo. Basta de fariseismos.

1. Pertenece a la generación del videoclip.

Michael Bay llena un vacío generacional. Entre Tony Scott y Michael GondryBay estaba cansando de ganar MTV Awards cuando decidió dar el salto al cine. Si una de las tendencias fundamentales del cine actual es la deconstrucción argumental producida por la generación MTV… ¿por qué se ignora a Bay cuando se habla de esto?

2. Porque Bay tiene un estilo propio.

Es un autor porque tiene un estilo personal.


La cámara se mueve constantemente (a veces lentamente, a veces rápidamente). El plano fijo es aburrido, no se puede permitir que el espectador piense o se relaje. Hay que moverlo y la única manera es moviendo la cámara.

La magistral (y lo digo sin ironía) escena en la que se narran los primeros momentos del ataque nipón a Pearl Harbor (el resto de la peli es bazofia) es un buen ejemplo de esto. La cámara va saltando de personaje a personaje, del avión al fotógrafo, de unos niños jugando a una madre tendiendo la ropa. Y al ritmo de la música la cámara se mueve lentamente en cada una de las escenas que aparecen.

3. Bay no tiene miedo a los planos largos. Tiene miedo a los planos estáticos.

Y a los colores “normales”. Bay no busca la realidad. Imagina mundos plásticos y limpios y los fotografía buscando la belleza por encima de la realidad. Cuando fotografía la suciedad ésta resulta tan falsa y artificial… que no se puede tomar en serio.

4. Bay inventa colores.

5. Los personajes de Bay sudan porque el sudor es fotogénico.




Por eso no es de extrañar que antes de hacer cine trabajara para Playboy en sus videos más maravillosamente horteras. Aprendió que es más fácil rodar caucho que carne. Que los filtros de la cámara son una barrera brillante entre el espectador y unos actores pésimos o un guión infumable.

6. Michael Bay protege al espectador de la ineficacia de sus colaboradores.

Cuando el guionista es bueno, Bay hace buenas películas. Si el guionista es malo, Bay hace películas mediocres.

7. Bay es tan bueno como lo son sus guionistas.

A pesar de su estilo sobrecargado, a narración se impone sobre la estética.

8. Bay ha influenciado a toda una generación.

No se entenderían directores como Domic Sena (60 segundos, Operación Swordfish), o Simon West (Con Air) sin la mano maestra de Michael Bay o los inteligentes guiones de Scott Rosemberg (que no han trabajado nunca juntos… y es una pena)

Michael Bay dio el salto al cine con Dos policías rebeldes (1995). Dialogos rápidos (alguno incluso era ingenioso), historia estúpida, escenarios horteras. Convirtió a Will Smith en estrella y nunca Tea Leoni ha estado tan guapa.



9. Michael Bay es un artesano que sabe extraer la fotogenia de sus actores.

Bay vuelve a colaborar con Jerry Bruckheimer en La Roca (1996). Dos pésimos guionistas les venden una historia con posibilidades. Un par de frases graciosas, un par de buenos actores (Ed Harris y Sean Connery) y a rodar. El final es tan bueno que te hace olvidar los terribles agujeros negros de la historia.

Y en 1998 hace Armageddon, su película más macarra. Muy buenos guionistas: J. J. Abrams (Alias, Perdidos, Misión Imposible III), Jonathan Hensleigh (¿le perdonaré algún día lo que hizo con El castigador?), etc.

Bay se toma en serio la historia y reúne un reparto espectacular. Y los secundarios… puro cine independiente.

Hace su película más redonda, más terriblemente artificial. Y entonces se cree que realmente es un genio. Hace Pearl Harbor (2001) y la caga. Confía en un guionista, Randall Wallace, que necesita 300 páginas para una historia que se podría resumir en 2. Hay algún detalle destacable, pero toda la película se va al traste.

Pearl Harbor sólo sirvió para que descubriera a Jaime King, una auténtica maravilla de la naturaleza.



Después hace Dos policias rebeldes 2 (2003), una película bastante inferior a su modelo. Y La Isla (2005), un pueril intento de cambiar de estilo.

Es odiado porque prepara Transformers (2007). Y a la gente no le gusta lo que se ha filtrado. Pero yo le doy un voto de confianza: ha vuelto a contar con el equipo de J. J. Abrams… al contratar como guionistas a Alex Kurtzman y a Roberto Orci (Alias, Misión Imposible III).

El resultado final es una incógnita.

No diré que le cine de Michael Bay me gusta. Simplemente afirmo que Michael Bay es una AUTOR.

Otra cosa es que sea un autor bueno o malo.

A gustos colores.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

  • Para mí, más que un autor es una plaga a extinguir. Pero sí, reconozco que mirado friamente se le puede considerar un autor porque su estilo es muy reconocible y hasta (como bien señalas) se puede rastrear su malsana influencia. En "Con Air" podía conectar con el humor macarra de Scott Rosenberg y con ese aire de coña constante que le ponen los actores, pero creo que el sentido del humor no es el fuerte de Michael Bay, sino la acción hipertrofiada y pretenciosa.

    Un saludo!

    By Blogger DECKARD, at 3:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home