02 octubre 2007

Cine y acción en el siglo XXI

La primera década del nuevo siglo está terminando y casi no nos hemos dando cuenta.

¿Cómo nos recordaran? Ha nacido el movimiento friki, el gafapastismo, la movida esa del Internet 2.0, los móviles lo invaden todo, en todo hogar desarrollado del mundo desarrollado hay un ordenador, hippies y punkis se han unido y ha nacido el perroflautismo, los sueldos se han estancado y los precios se han disparado (y sin embrago la juventud consume más que nunca)...

¿Qué es lo que marca esta década que termina?

Y yo tengo una respuesta: la nostalgia


Añoramos cosas: cosas que hemos vivido y cosas que nos han contado. Vivimos en el pasado (en el pasado reciente) ¿Realmente La bola de cristal era tan buena?

La publicidad se empieza ha lucrar con la añoranza. La generación nacida a finales de los 70' y principios de los 80' estamos en la cresta de la ola de la recuperación idealizada de una infancia que aún no damos por cerrada. Millones de blogs hablan de El gran héroe americano y de Humor amarillo. ¿Eran tan buenos?

Y el otro día fui al cine a ver La jungla de cristal 4.0 y junto a unos amigos hicimos un maraton de películas Bourne (la de Richard Chamberlain no, gracias a Dios) y me di cuenta cómo en estas películas se reflejaba toda una época. El cine popular es hijo de su tiempo y aquí nos encontramos con puro entretenimiento para los años 2000's.

--------------------------------------------------------


Entre el sentimiento de añoranza y los temas punteros del nuevo siglo.

La saga Bourne (1, 2 y 3) gira en torno de la teoría de la conspiración. Los malos son los que deberían ser lo buenos. El desencanto hacia nuestro sistema es el gran tema del siglo XXI.


La estructura de las tres películas es practicamente la misma: Bourne desarma a unos policias, Bourne pelea con otro asesino profesional en un espacio cerrado, Bourne es perseguido en coche por una ciudad exótica (Goa, París, Moscú o Nueva York), Bourne es el puto amo. Dice poco, todo es frío y profesional.

Las escenas de acción son largas y y se basan más en el suspense que en la propia acción. Es puro cine de los 60's/70's. Es Michael Caine a ritmo de música electrónica. Se salta dos década de cine escapista (80's y 90's) para devolvernos a una época dónde no sólo la guerra era fría sino también sus protagonistas (los asesino y espias).



Y por encima un estado que nos vigila pero que no nos protege.

Pero Paul Greengrass es un maestro de las emociones. Y en la escena en que Bourne se confiesa ante la hija de dos de sus víctimas hay más verdad que en casi todo el cine de los 90's junto.

Y aunque el tema, los personajes (eso sicarios fríos y sin emociones tan maravillosos) y la estructura sean herederos del thriller británico de los 70's el estilo y la temática son puro siglo XXI. Además es coherente: la acción y las escenas pausadas estan rodadas igual, con una cámara que se mueve constantemente.

---------------------------------------------------------

Y en otro estremo (pero más cerca de los que parece) está la nueva aventura de John McClane. Cine de los 80's rodado mirando hacia el fururo. Un Ultimate Die Hard, para entendernos.

Chiste, disparo, chiste, esplosión, chiste, trailer versus caza, chiste, puñetazo, chiste, yipy ka yei hijo de puta. Es una comedia y punto.

Cine hecho por frikis para frikis. A Bruce Willis le gusta ese rollo, si no no se explica la presencia de Kevin Smith. Es su película más personal, el bueno de Bruce es el verdadero autor de la cinta... es un hecho científico.



Y además se permiten el lujo de hacer todo un discurso alrededor de la figura de HÉROE, un tipo que hace lo que tiene que hacer. Un mensaje mucho más conservador que el de Bourne, pero que bebe de la tradición literaria del siglo XX,... Hemingway no lo hubiera dicho mejor.

El estado es bueno y lo terroristas sólo quieren el dinero (una constante en la saga). Un mensaje político que tiene la misma sutileza que una patada en la entrepierna.

McClaine es un dinosaurio (lo dicen en la propia película), pero ¿es concebible una pelea hombre-mujer como la que se ve en la cinta (grande, grande, grande) tuviera lugar en algún filme del siglo pasado? Tanta barbaridad junta sólo es posible en el siglo XXI. Esa pelea ha hecho más por liberación de la mujer que 50 años de cine feminista.

--------------------------------------------------------

Grandes películas, muy buenas. Hechas con medios y sabiduría.

Entre el pasado y el futuro. Añoramos la cultura pop del siglo XX, por eso la reinventamos en nuestras pantallas.

Quizás Grindhouse sea más directa, pero estos taquillazos son más efectivos.

Y ya está decidido: la Creedence será el grupo de moda para los próximos (hermosos) años que han de venir.

Etiquetas: , , ,

5 Comments:

  • Supongo que todas las generaciones pasan por su etapa de añoranza cuando los que la forman andan entre los veinti largos y los treinta y pocos. La única diferencia es que nosotros hemos tenido la suerte de toparnos con este gran invento que es "la Red" justo en el momento en el que ataca la añoranza.

    :D

    By Blogger El Sagutxo solitario, at 8:26 a. m.  

  • Dios muchacho! Creo que es el mejor artículo que he leído en tu blog, enhorabuena.

    Te debo un par de comentarios, uno más extenso a esta entrada y otro al de Sitges...

    Luego hablamos!

    By Blogger forfy, at 1:54 p. m.  

  • Por cierto, a votar a La Creedence:

    http://forfy.blogspot.com/2007/09/cover-wars-vol2-n5-creedence-clearwater.html#comments

    By Blogger forfy, at 1:57 p. m.  

  • No había pensado en ese paralelismo con la pelis de Michael Caine de los 70, pero tiene toda la razón.

    Creo que esta década se verá marcada por la generación de la sociedad-red tecnológica y por su aceleración (a mi se me está pasado tan rápido como vino).

    By Blogger Estrellita Mutante, at 2:52 p. m.  

  • Yo también ando bastante quemado últimamente con el rollo de la nostalgia. Tengo la sensación de que los publicistas la usan constantemente para venderme algo y es muy molesto. Normal, es justamente la gente de mi generación la que hace la publicidad y los potenciales consumidores compulsivos también.

    No está mal dejarse llevar de vez en cuando por la nostalgia, pero hay que ser selectivo. No todo lo que recuerdas de la infancia tiene porque ser bueno. Hay cosas que es mejor no tocarlas.

    Un saludo!

    By Blogger DECKARD, at 4:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home