19 octubre 2006

La segunda generación perdida americana

Hubo una primera generación perdida. Aquellos escritores, actores y cineastas que quemaron su vida entre la Segunda Guerra Mundial y el Macartismo. Encajonados entre el esplendor del periodo de entreguerras y el nuevo amanecer de la generación beat y los hijos del átomo (50'), sus miembros fueron héroes o traidores que nos dejaron obras de gran nivel, pero que serán más recordados por lo que no pudieron hacer. Welles, Siodmak, Kazan, Trumbo, etc.

Pero todo esto estaba olvidado en los 70'. Unos jóvenes radicales habían venido ha salvarnos de una de las peores décadas de la historia para el cine: los años 60'. Se le llamó la edad de plata, cuando los estudios aún tenían fe en subsistir, cuando Lucas, Spielberg, Coppola, Scorsese soñaron que podían cambiar el cine. Pero al final el sueño fue pesadilla.



Y hubo una segunda generación perdida. Los miembros de la edad de plata que se malograron, que no pudieron (o supieron) sobrevivir a la crisis de los años 80', cuando el cine juvenil se convirtió en el único cine posible. Sus películas son maravillosas porque no saben donde ir, porque son los perdedores de la historia (y los perdedores molan más que los triunfadores), porque su cine alimentó nuestra juventud. Porque no somos nada sin ellos.

1. Michael Cimino tuvo la culpa de todo. Había realizado El cazador en 1978, era el niño mimado de Hollywood, un superdotado. Entonces hizo La puerta del cielo (1980) y la cagó. Demasiado presupuesto, demasiada ambición, pero poco público. Nunca el enfrentamiento entre ganaderos y agricultores (tema recurrente del Western) fue tan real, tan sangrante. La imagen final de un Kris Kristofferson derrotado merece pasar a los anales del gran cine. Pero nadie se acuerda de esta joya.


Casi hunde un estudio (fue más fiasco incluso que Cleopatra) y lo desterró para siempre del Olimpo de los creadores (con mayúscula). Tardó cinco años en volver a dirigir. Ha hecho alguna cosilla interesante, pero ya no le queda crédito. Desde 1996 está olvidado. Y eso es una pena.

2. Peter Bogdanovich tuvo más suerte. Jugó sus cartas más inteligentemente y, más mal que bien, aún está en la mesa. Empezó con Roger Corman, hizo su gran película pronto (The Last Picture Show en 1971) y su carrera fue cuesta abajo entre películas con Ryan O'Neil y Barbara Streisand. Buenos intentos de recuperar la comedia clásica de los 30' y 40', pero ya era tarde y el público no se lo perdonó.


Queda como el gran cinéfilo de su generación (llena de grandes cinéfilos). En los 90' empezó a recuperarse y últimamente hace televisión y tambié actúa. Siempre será el tío que cuenta esas anécdotas tan divertidas sobre Orson Welles.

3. Walter Hill es un tipo duro. Empezó con una peli con Charles Bronson y aún sigue activo. Sobrevivió porque se vendió a la gran industria y eso lo hace el más inteligente de todos. Últimamente no ha hecho nada de relumbrón pero aún así tiene algo de futuro. Sus películas durante los años 90' carecen completamente de interés. Como es un tío listo ahora también produce TV.
Entre sus películas no se con cual quedarme: The Warriors (1979), Calles de fuego (1984), 48 horas (1982), etc. Ha trabajado con Woody Allen, ideó Aliens y Alien 3, pero (sobretodo) escribió el guión de esa maravilla que es El hombre de MacKintosh

4. John Milius tiene fama de fascista. Le pirra la fantasia heroica y el western crepuscular. Y como director hizo El viento y el león (1975) y Conan el Bárbaro (1982). Sobrevivió a los 80', pero últimamente no dirige nada medianamente interesante.
Como guionista su trabajo es mil veces más interesante. Últimamente se ha recluido en la TV donde es el productor de la interesante serie ROMA. Pero aún es capaz de escribir grandes cosas. Aunque sea un ultra peligroso, nunca dudaré de su habilidad con la pluma: El juez de la horca (1972), Apocalipse Now (1979), el arreglo del guión de Tiburón, etc.

5. Richard Donner es un caso extraño. Es un triunfador y no escribe sus historias. Empezó a trabajar al principio de los años 60', pero no hizo su primer gran éxito hasta 1975: es por lo tanto un director de largo recorrido, con mucha formación (algo raro dentro de esta generación).

Pero cómo se puede dejar fuera al director de La profecía (1976), Superman (1978), Los Goonies (1985) o Lady Halcón (1985).

6. David Webb Peoples (y el resto de guionistas de Lady Halcón). Obra maestra, es también la película arquetípica de la generación. Cine de género, tratamiento personal, aliento épico, romanticismo, cierto clasicismo formal, etc.


Nacidos de la Serie B, dentro de un sistema de estudios que se hundía, amaron el cine de género y quisieron imprimirle personalidad y estilo. Su formación es prácticamente idéntica: Jhon Huston, Roger Corman, Steve McQueen,... trabajos aquí y allá. Hicieron sus mejores películas entre 1975 y 1985, después vino el olvido o, lo que es peor, la mediocridad. También se podía hablar de mi adorado John Boorman, de Peter Yates y de tantos otros sin los que el cine [comercial] moderno no sería el mismo. Sus éxitos y sus fracasos nos han llevado hasta aquí. Algún día se los recordará como una generación irrepetible.

6 Comments:

  • le he escrito unas líneas, con objeto de hacerle perder un pokillo de tiempo, en el articulo anterior, pero la verdad es q me he equivocado y pensaba que actualizaba sobre el último, por eso le aviso, por si no lo ve, y para que no se libre. me pierde la curiosidad por saber cual de aquellos posters era el suyo,a ver si suelta prenda.Un abrazo.

    By Anonymous chewie, at 4:35 p. m.  

  • De acuerdo: mi poster es el número IX. Y los jueces, demostrando un criterio admirable, concluyeron que no debía pasar ni la primera ronda.

    Por otra parte, el que ha ganado (aun siendo bueno) no es mi preferido. Me gustaban mucho el XXII y el XXIII.

    Saludos. Y bienvenido.

    By Blogger Roski, at 4:44 p. m.  

  • muchas gracias, roski. curiosidad satisfecha. al principio he contado 9 desde arriba (que torpe..) y de nuevo me ha salido que eras claudia, hay q joerse, pero luego, no, localizando el IX, ya he visto q el poster tampoco está nada mal, que es ud. muy modesto, el poster, aparentemente sencillo pero muy bien, aunque merecía ud. no ganar por el gusto en la seleción de sus favoritos. ni el XXII ni el XXIII (el XXII es un poco 007...) y bueno, esto último es broma, respeto mucho su gusto, aunque sus carteles favoritos me gustan menos que el que ha ganado (aunque sabe ud. de posters más que yo) El que ha ganado tampoco me gusta, pero al menos tiene cierto gancho (un poco horrible, y con gancho, doble gancho)Bueno, un cordial saludo, y muchas gracias.

    By Anonymous chewie, at 5:26 p. m.  

  • La década de los años 70' fue una etapa de la historia del cine francamente fascinante.

    Lucas es el que mejor ha expresado las contradicciones de aquella gran generación de cineastas al afirmar que querían tomar las riendas de la industria para quitárselas a las grandes corporaciones que en aquel momento la controlaban y devolverle así el esplendor del Hollywood clásico que tanto adoraban, pero al hacerlo se dio cuenta de que él mismo se había convertido en una corporación, con las esclavitudes que eso conlleva.

    Spielberg ha demostrado ser el más listo de la clase. Ha conseguido una posición que le permite afrontar cualquier proyecto que se proponga.

    A su lista de perdedores y/u olvidados añadiría a Lawrence Kasdan. No lo olvidemos, co-autor de los guiones de Indiana Jones y Star Wars. También a Paul Schrader, mire lo que le ha pasado al pobre con su versión de "El Exorcista. El comienzo".

    Un saludo.

    By Blogger DECKARD, at 10:57 a. m.  

  • Ah, en cuanto a los posters, tendría que ver el corto para saber cuál era el más adecuado. Estéticamente, el que más me gusta es el XXIII. El que ha ganado no está mal, resulta inquietante. Si el corto es así, me parece una buena elección. El otro finalista también me gusta, es como minimalista, un poco Nouvelle Vague.

    El suyo, Daniel (ya sabemos su verdadero nombre), tiene como un cierto aire árabe. Podría ser adecuado, si el corto fuera de aventuras en el Sáhara, pero no sé.

    Más saludos.

    By Blogger DECKARD, at 11:20 a. m.  

  • A mí lo de Cimino me da bastante lástima... Excelente post, que facilidad había antes para crear cine comercial y de calidad, algo que parece casi imposible hoy en día.

    By Blogger forfy, at 3:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home