07 noviembre 2006

Mucho neón, algo de rock y un poco de inocencia

Ver Calles de fuego (1984) es una experiencia estética. Nada más.


Porque, vamos a ver, su historia es lo más básica posible y previsible. Héroe, compañero del héroe y chica. Malo carismático, pelea final, unos cuantos secundarios con frases chistosas y vale. Walter Hill y Larry Gross (un tío que se ha pasado la mitad de su vida arreglando guiones para Diane Lane) no se comieron mucho la cabeza a la hora de idear el guión.

Sinopsis (creedme, con esto os jodo la película, aunque sois libres de no leerlo):
- Malos raptan a la chica.
- Ex novio de la chica vuelve a la ciudad para rescatarla.
- Héroe la rescata ayudado por varios personajes…
- Pelean (todos entre sí)
- Se reconcilian (todos entre sí)
- El jefe de los malos reta a bueno/tío duro
- Pelean (ahora en serio)
- Gana el bueno/tío duro (que para quien no lo sepa es Michael Paré).
- Bueno/tío duro se va de la ciudad sin la chica (¡cuánto daño ha hecho Casablanca!)

Es un esquema básico. Repetido mil veces. No se molestan ni en explicarlo. “Esto pasa porque sí, no te rayes la cabeza, si lo has visto en 1.000 películas por qué te lo tendríamos que volver a explicar”… Y claro, eso ya lo sabes, pero te quedas con una cara de tonto


Bueno, a parte de lo dicho, Calles de fuego es posiblemente una de las mejores películas de los 80’. Y si nos ceñimos a la parte visual…deslumbra. Porque Walter Hill es un virtuoso.

Calles de fuego es la mejor peli que ha producido jamás Joel Silver, una sabandija al que debemos mogollón de horas de diversión y nada más (oí unas declaraciones suyas diciendo que a partir de ahora haría cine político… sí claro, y George Lucas se va a pasar al cinema verité).

Musicalmente es brillante. Temas pegadizos, muy años 80’ (los que canta Diane Lane)…, pero bueno, lo mejor sin duda es la música de ambiente compuesta por el gran Ry Cooder (el tío que enseñó a Keith Richard a tocar la guitarra), un año antes de hacer la banda sonora de París-Texas. Un tema del genial Tom Petty…, pero a mucho de lo que suena no lo llamaría Rock & Roll, aunque también es verdad que quizás soy excesivamente purista. Hay grandes canciones, para qué negarlo.

“Otro tiempo, otro lugar”. ¿Donde estamos? Hay rock, tupés, moteros salvajes…¿los 50’? Hay hombreras, neón, pop…¿los 80’? Todos es irreal, fantástico. Es un cuento y Hill ha usado las cosas que mejor quedaban en pantalla. No le importa la verosimilitud. En medio de un almacén abandonado hay un letrero de neón. ¿Por qué? Que más da, queda bonito, es una fábula…deja de hacer preguntas estúpidas.

Fracasó y hoy en día es una película de culto. Existía el rumor de que era parte de una trilogía que nunca llegó a realizarse. Es una pena. Más que por su aire retro (años 50'), me gusta esta película por su descarnada defensa de la modernidad de los años 80'. El uso que hace Hill de los planos cortos (que se acompasan con la música) en la primera escena es sencillamente sorprendente. Volverá a repetir más adelante (a mitad del metraje aproximadamente) llevando el concepto de video musical a la mínima expresión, despojándolo de la medolía, los cantantes, la acción...minimalismo puro, al final sólo queda el neón.

Calles de fuego es una película inocente, pero, a la vez, tremendamente sincera. No oculta sus cartas, te las muestra desde el principio, las marca con neón y humo…porque ”that’s entertainment, baby” y en esa época tenían muy claro lo que significaba esta frase.

5 Comments:

  • Mecachis... me encanta su banda sonora, pero no he visto todavía la película... Así que me temo que no puedo leer esto. Walter Hill es grande, eso sí.

    Saludos!

    By Blogger forfy, at 12:48 a. m.  

  • Aqui Viru. A mi me paso algo asi, oi la bansa sonora antes de ver la pelicula. Luego me defraudo la puesta en escena de la genial cancion de ese titan que es Jim Steinman, Tonight is what it means to be young... Epica como pocas. Es el tio que compuso los mejores discos del Meat Loaf.
    Saludos tambien de parte de Montse!

    By Blogger Montse Akane, at 8:58 p. m.  

  • FORFY: a mi la película me gusta mucho (con sus errores y sus aciertos). Es terriblemente coyuntural, aunque eso también le da cierto valor añadido...

    VIRU/MONTSE: un honor recibirle aquí.
    Cierto, la puesta en escena de la canción no es tan "épica" como merecería ser. Pero Diane Lane es tan guapa y la presentación de los malos tan ejemplar (ese William Dafoe = Diablo)...que se lo perdono todo.

    Saludos.

    By Blogger Roski, at 4:46 p. m.  

  • FORFY: a mi la película me gusta mucho (con sus errores y sus aciertos). Es terriblemente coyuntural, aunque eso también le da cierto valor añadido...

    VIRU/MONTSE: un honor recibirle aquí.
    Cierto, la puesta en escena de la canción no es tan "épica" como merecería ser. Pero Diane Lane es tan guapa y la presentación de los malos tan ejemplar (ese William Dafoe = Diablo)...que se lo perdono todo.

    Saludos.

    By Blogger Roski, at 4:46 p. m.  

  • Roski, como se repite.

    En serio, es una de esas pelis que vi varias veces en su momento (recuerde que soy bastante mayor que usted) y que no he vuelto a ver. La recuerdo tal como usted la describe y ha despertado mis ganas de revisarla.

    Diane Lane es una de mis grandes debilidades desde que la descubrí hace años en "Cotton club" y, aún hoy, sigue conservando un gran atractivo. Nunca entendí lo suyo con ese adefesio llamado Christopher Lambert, pero al fin entró en razón y ya la he perdonado.

    Algún día habrá que hablar de esos actores de los 80' destinados al estrellato y que, por unos motivos o por otros, acabaron estrellados. Michael Paré ocuparía un lugar destacado en esa lista.

    Saludos.

    By Blogger DECKARD, at 10:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home